BARAHONA: Sigue tenso el conflicto de labriegos y Consorcio Azucarero


 BARAHONA.- Sigue tenso un conflicto que mantienen asociaciones de campesinos del suroeste de la República Dominicana y el Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del Ingenio Barahona.

Esta  empresa guatemalteca reclama la propiedad de miles de tareas que cultivan los agricultores de El Aguacatico, en Tamayo, así como en otros lugares de  las provincias Independencia y Barahona.

Dirigentes campesinos denuncian que sus afiliados reciben insistentes presiones para que dediquen sus predios a la siembra de caña, pero estos últimos alegan que tienen títulos que los acreditan como genuinos propietarios de estos terrenos y como tales han preferido sembrarlos de productos alimenticios.

Manuel Pérez, portavoz de las asociaciones, denunció este viernes que el CAC reincidió en la práctica de destruir plantaciones de plátano, guineo, guineo, coco y otros rubros, a pesar de que el director del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), César Cedeño, había informado que la misma había sido suspendida.

informó que en esta oportunidad fueron usados tractores que demolieron las nacientes cepas.

Pérez, relacionado con el trabajo social de la Iglesia Católica en la región,  dijo que ha habido que realizar ingentes esfuerzos para evitar “que corra la sangre” en las distintas comunidades, tras la indignación que provoca entre los agricultores “tantos atropellos seguidos”.

Varios de los productores denunciaron en una asamblea de sus organizaciones realizada en Tamayo, que efectivos del Ejército al servicio del CAC propinaron culatazos, empujones y otras agresiones físicas y verbales en la disputa por el uso de las aguas para sus sembrados.

Se desliga

El director regional del IAD, Miguel A. Cruz Reyes, se desligó de las acciones del CAC y aclaró que  plantaciones destruidas la mañana de este miércoles “forman parte del proyecto agrario AC-571, donde la mayoría de los parceleros arrendaron al CAC para la siembra de caña”.

sp-am

No hay comentarios.:

Publicar un comentario