Cepal estima contracción del 5,3 % región por COVID-19, menos en RD

SANTO DOMINGO.-La crisis por el coronavirus representará para América Latina y el Caribe la recesión más grande que ha sufrido la región desde 1914, de un -5.3 %, según la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

“En América Latina y el Caribe caerá el crecimiento más de 5 por ciento en 2020, nosotros hemos un destinado una caída de menos 5, 3 por ciento y prácticamente todas las economías están en números negativos, excepto la República Dominicana que la tenemos en cero crecimiento porque venía con un desempeño mejor que el resto”, dijo.
Los países más afectados serán Venezuela (-18 %), México (-6,5 %), Argentina (-6,5 %), Ecuador (-6,5 %), Nicaragua (-5,9 %) y Brasil (-5,2 %), mientras que los menos impactados son República Dominicana (0 %), Guatemala (-1,3 %), Paraguay (-1,4 %), Panamá (-2 %), Colombia (-2,6 %) y Honduras (-2,8 %), según el informe.
“República Dominicana tiene una situación interesante porque entra a la crisis en una situación relativamente fuerte en relación al resto de los países. Por eso nuestra proyección es de cero”, aseguró.
Bárcena informó que la República Dominicana en el renglón manufacturero de zonas francas en la fabricación de equipamientos médicos  ahora tienen más demanda, así como ingresos basados en el oro, que está alcanzando cotizaciones elevadas, contrario a lo que ocurre con el petróleo, son también factores que evitarán la caída de la actividad económica.
MÁS DESEMPLEO Y POBREZA
Los indicadores laborales también sufrirán un importante deterioro: la tasa de desempleo se ubicaría en torno al 11,5 %, lo que implica un aumento del 3,4 % con respecto a 2019, y el número de parados llegará a los 37,7 millones, 11,6 millones más que el año anterior.
“La alta tasa de informalidad laboral de la región hace a los trabajadores muy vulnerables a los efectos de la pandemia y a las medidas para enfrentarla”, alertó la Cepal, que hace un mes estimó una contracción para Latinoamérica de entre el 1,8 % y el 4 %, pero se vio obligada a hacer una revisión a la baja dado el empeoramiento del escenario mundial.
Con respecto a la pobreza, el organismo calcula que la tasa aumentará este año del 30,3 % al 34,7 %, lo que significa una subida de 28,7 millones de personas en situación de pobreza.
La proyección de pobreza extrema no es más alentadora: se espera un incremento del 11 % al 13,5 %, lo que representa un aumento de 16 millones de personas.
La Cepal también alerta de que las remesas hacia Latinoamérica se podrían contraer entre un 10 % y un 15 % en 2020 y podrían pasar entre 4 y 8 años para que retomen el monto alcanzado en 2019.
Para varios países de la región, la contribución de este flujo a la actividad económica es muy significativa. En Haití, por ejemplo, representaron más del 30 % del PIB el año pasado, mientras que en El Salvador y Honduras aportaron en torno al 20 %.
SALIDA A LA CRISIS
Para el organismo técnico de la ONU, la salida de la crisis dependerá de la fortaleza económica de cada país pero las “asimetrías” en la región hacen que cobre aun más importancia el papel que jueguen organismos como el FMI y el Banco Mundial para garantizar el acceso al financiamiento y sostener el gasto social.
La región, con 626 millones de personas y considerada la más desigual del mundo, enfrenta la pandemia en un momento de debilidad de su economía y de vulnerabilidad macroeconómica, con un crecimiento económico que apenas alcanzó una tasa del 0,1 % el año pasado.
Antes del COVID-19, la Cepal preveía que la región crecería un máximo de 1,3% en 2020.
an/am

No hay comentarios.:

Publicar un comentario