Cientos de personas participan en la caminata “Un Paso por mi Familia” en Dajabón.

HDAJABON,- Portando pancartas y banderolas con mensajes referentes al repudio de la violencia contra la mujer, cientos de personas de diferentes puntos del Noroeste, marchan este domingo desde la parroquia Nuestra Sra. del Rosario hasta el bajo techo de la cancha Ambrosio Estévez de esta ciudad fronteriza.

Familias, grupos sociales, personas individuales y algunas autoridades han hecho presencia en la caminata que busca sensibilizar y crear consciencia en la población para erradicar la violencia de género en el país.
Previo a la caminata, Mons. Diomedes Espinal D’ León, puntualizó que hace falta trabajar más por la unidad de la familia, también que la iglesia, los cursillos, las conferencias, retiros, los talleres no simplemente sean para las mujeres, sino también para los hombres, que muchas veces son los que tienen mayor grado de violencia y que creen que son propietarios de la mujer.
El Obispo de la Diócesis Mao-Montecristi, entiende que si los hombres participaran más en la iglesias, retiros, cursillos y convivencias y recibiera más información de lo que es la persona y lo que es la familia, podría ir disminuyendo la violencia en las familias, los hogares y en toda la sociedad.
Durante todo el trayecto de la caminata que concluirá con un acto en el bajo techo de la cancha, era acompañada por miembros de la Defensa Civil, Cruz Roja, Policía Nacional y Municipal y otras instituciones del orden.
Se recuerda que esta actividad se realiza cada año el 25 de noviembre en memorias de las hermanas Mirabal, (Patria, Minerva y María Teresa), activistas políticas que fueron asesinadas por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, en el año 1960.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario